958 27 28 29

Horario de atención:

De 10 a 13 y de 17 a 19

De lunes a jueves no festivos

PREGUNTAS AL GINECÓLOGO

PREGUNTAS GENERALES

Esta sección se actualizará cada mes con preguntas útiles extraídas de conversaciones con mis pacientes, sobre temas que les preocupan

¿Es útil para mí la vacuna contra el virus HPV del cáncer de cérvix (cuello del útero) que acaba de ponerse en circulación y a la venta?

ANTES DE CONTESTARTE DEBES SABER QUE

El virus HPV y sobre todo sus cepas 16 y 18 se ha demostrado que puede producir cáncer de cérvix (cuello del útero), aunque no siempre que aparece en él lo produce necesariamente. Se transmite por relaciones sexuales entre hombre y mujer o entre hombres. No deja inmunidad, por tanto te puede infectar más de una vez. Sin embargo, la vacuna sí deja inmunidad, por tanto es siempre de gran utilidad.

RESPUESTA

  • Si tienes entre 13 y 30 años sí que lo es. Pide a tu ginecólogo (o al de tu madre) que te la recete. Ya sabes que son tres dosis: la primera, al mes la segunda y a los 6 meses la tercera. Y luego dosis de recuerdo cada 5 años.
  • Si has tenido infección por el virus HPV, debes ponértela para no volver a infectarte.
  • Si no tienes pareja estable sino que la cambias frecuentemente también debes ponértela.
  • Si tienes pareja estable y no te parece que la vayas a cambiar y no has tenido infecciones por el virus HPV, puedes ponértela pero no es imprescindible.
  • Si no has tenido ni vas a tener relaciones con hombres, no es necesario que te la pongas.

Lo mejor siempre es que sigas el consejo de tu ginecólogo porque conocerá tu caso de cerca y te informará adecuadamente.

¿He tenido condilomas, sería útil esta vacuna para mí?

Sí lo es porque también crea inmunidad contra las cepas del HPV que provocan los condilomas.

¿Es mejor esperar a que esté financiada esta vacuna por el Servicio Público de Salud de mi comunidad para ponérmela?

Es mejor no esperar.

¿Tiene efectos secundarios importantes?

Los de cualquier vacuna (si no tienes sensibilidad o alergia que no conozcamos a alguno de sus componentes) como enrojecimiento, molestia en la zona del pinchazo, malestar, etc., pero todos los síntomas deben ser leves.